Ultraligerismo: El senderismo minimalista para llegar más lejos.

Ultraligerismo: El senderismo minimalista

hace un par de semanas

La montaña se ha convertido en un negocio, y probablemente una de sus facetas más visibles sea la del material.
En los últimos años, es increíble cómo ha proliferado la industria del material relacionado con la montaña y las actividades al aire libre en general..
Vaya por delante que considero que cualquier avance en la tecnología y el material es positivo, y que redunda en una mejor experiencia y seguridad del montañero.
Ahora bien, creo que hemos llegado a un punto en el que la industria ha visto un filón y se explota la sensación de inseguridad normal de cualquier  principiante.

El miedo a lo desconocido: La mejor estrategia de venta.

Cuando empiezas a ir a la montaña en serio, a plantearte travesías de varios días, ascensiones, pernoctas y cosas así, es normal tener miedo, o al menos sentirse inseguro.

Por eso es normal ver a principiantes con material sobredimensionado que no van a necesitar durante su actividad.

Pensar que el material lo soluciona todo es un error fundamental que puede entrañar un peligro.
En la montaña, el material es sólo una herramienta, y su capacidad para solucionar un problema dependerá, ni más ni menos, que de la experiencia y pericia del montañero.
Honestamente y desde el respeto a las elecciones personales de cada uno: a mí me parece que hace ya tiempo que se nos ha ido la olla.
En la montaña, como en la vida, creo que tenemos que invertir más en ser que en tener.

ultraligerismo el montañismo minimalista

Aquí estoy después de 3 días escalando en el Puig Campana... antes de conocer el ultraligerismo 🙂 

Un poco de historia

Como en otras muchas cosas, en esto del senderismo ultraligero llevamos años de retraso con respecto a nuestros vecinos yanquis del otro lado del Atlántico.

Esto se explica en parte por sus características geográficas e históricas (mucho espacio, poca densidad de población, y una aparición tardía del ser humano).

También hay que tener en cuenta que estoy comparando una corriente aún nada extendida en España (el ultraligerismo), con una manera tradicional de entender la montaña (la europea) que no tiene nada que ver.

Mientras que aquí, en europa, hemos sido los inventores del alpinismo en sus diferentes variantes, creo que cuando hablamos de travesías de senderismo de varios días es muy interesante ver lo que se hace fuera.

Es lo que en inglés se llama hiking, cuya traducción más aproximada sería “excursionismo”, pero que tiene una serie de connotaciones históricas y filosóficas que van un paso más allá.

Piensa que aquí, generalmetene vamos de excursión y volvemos a casa a dormir, porque todo está muy cerca, pero en un lugar en el que a veces, para pedir la sal al vecino tienes que conducir durante horas, la necesidad de organizar estratégias, técnicas, y crear materiales para recorrer largas distancias con total autonomía, surgió como una necesidad.

Quizá uno de los primeros precursores del movimiento hacia lo ultraligero en la montaña fuera el escalador de Yosemite Ray Jardine, allá por la década de 1990.

A mí me gusta pensar en un ejemplo anterior, retrocedamos en el tiempo:

El 3 de abril de 1910 el equipo de la Expedición Sourdough, realizó el ataque final a la cumbre norte del McKinley (ahora Denali).

ultraligerismo el montañismo minimalista

Los miembros de la Expedición Sourdough (Robert Tatum a la izquierda), pioneros del alpinismo en Alaska. Sé la calidad no es muy buena, pero en 1910, aún no había Full HD

Era la primera vez que se intentaba (que sepamos)

¿Sabes que material llevaban los primeros en alcanzar la cumbre más alta de América del Norte? lo tenemos en el diario de la expedición: donuts, chocolate caliente, y crampones caseros.

Con un par...

Evidentemente esto es una anécdota, pero me quedo con el pensamiento de Ray Jardine, que básicamente consiste en utilizar material y prendas ligeros poniendo el énfasis en la polivalencia del conjunto en lugar de en la sofisticación técnica de las piezas individuales de material.

ultraligerismo el montañismo minimalista

Crampones utilizados en la Expedición Sourdough. Galvanizados y de fabricación casera, fueron abandonados en el glaciar Muldrow en 1910 y recuperados por la Expedición Lindley-Liek de 1932. Actualmente se encuentran en el Museo del Parque Nacional y Reserva Denali.

Crampones modernos que puedes encontrar en cualquier tienda de alpinismo. Los tiempos cambian.

Ventajas

La ventaja más evidente de abrazar el senderismo ultraligero es que tienes que cargar menos peso en el macuto.
Una serie de efectos colaterales son que te cansas menos, puedes recorrer mayores distancias durante el día, y personalmente creo que es una opción que te obliga a estar mucho más atento, con lo que te conectas mucho más con el entorno.

Desventajas

La única desventaja que yo le veo, es más bien una consecuencia lógica: para ganar en agilidad y velocidad es necesario sacrificar en comodidad.
También aumentan las probabilidades de que tengas que renunciar a la cumbre si has ajustado el material al mínimo (esto ya depende de tu propia experiencia)

¿De dónde puedo quitar peso?

Lo primero que hay que hacer es concienciarse de que cada gramo cuenta cuando estás ahí fuera.
Detalles tontos cómo elegir adecuadamente el hornillo en función de su combustible o comprar una mochila más ligera pueden marcar diferencias enormes en el resultado final del peso del macuto.
Además de buscar siempre el material más ligero, el senderismo minimalista propone algunas opciones.

-Elimina todo lo que no sea imprescindible

A medida que he ganado en experiencia me resulta más fácil saber que voy a necesitar en una actividad pero lo que hacía al principio era lo siguiente: al volver de una actividad, separaba en dos montones el material: por una parte lo que había utilizado, y por otra lo que no.
Te recomiendo que hagas esto en tu próxima salida, verás que a medida que vas haciendo este ejercicio las cosas que no has utilizado son siempre las mismas.

Plantéate seriamente si realmente las necesitas o las llevas solo para ganar en seguridad psicológica.

Aquí está todo el material que me llevé a la Transpirenaica. Menos de 8kg de peso base (sin contar agua, comida, ni combustible) para un mes de travesía. Puedo jurar que en ningún momento eché nada en falta, y si algún día vuelvo a hacerlo, solo cambiaré la mochila (Granite Gear Virga 2, no aparece en la imagen)

-Reduce todo lo que se pueda reducir

¿Te has fijado en la cantidad de envases que vienen cuando compramos la comida?. Una de las primeras cosas que hago cuando planifico una travesía de varios días es reenvasar toda mi comida y eliminar todo aquello que sea posible.

Solo en cajas de cartón y bolsitas de plástico eliminas más de lo que piensas.

-Acostúmbrate a pesar:

Habrá quien piense que yo estoy zumbado y es muy respetable, pero una de las cosas que más utilizo al preparar mis actividades largas es el dinamómetro.

Es más, yo tengo todo mi material pesado y los datos introducidos en una tabla de excel.

De esa manera, cuando preparo el macuto, lo único que tengo que hacer es elegir en la tabla los elementos que voy a llevarme, y el ordenador se encarga de decirme cuánto va a pesar mi mochila (el peso base, ahí hay que añadir comida agua y combustible para el hornillo)

Admito que al principio es un coñazo y te sientes muy friki, pero te aseguro que a largo plazo los resultados son espectaculares.

Los mejores amigos del senderista ultraligero: un dinamómetro para pesarlo todo, cortavientos ligero (Salomon S-Lab Light Jacket. Peso:70 g), mochila ligera (Granite Gear Virga 2. Peso: 630g. Usada en la Transpirenaica). Lo otro es mi gato Mosquetón, él no es ultraligero, está más bien gordo, pero de mochilas sabe un huevo...se mete en todas cada vez que me voy al monte.) 

Conclusión

Aunque hay mucho que contar y en este artículo no he hecho más que arañar en la superficie el tema del ultraligerismo siempre me ha parecido apasionante.
No solo se trata de reducir peso en la mochila sin más, sino que lleva aparejada toda una filosofía de minimalismo y conservación del medio ambiente muy interesante (y yo diría que muy necesaria entre todos los montañeros que amamos la naturaleza)

Puedes encontrar por ahí mucha más información sobre todo esto, pero te adelanto que la inmensa mayoría está disponible en inglés. Espero poder poco a poco ir tocando más este tema.

Eso sí, confieso que cuando entró en una gran tienda especializada de montaña, mi primera opción es empezar a babear como un loco viendo todos esos juguetes. Como todo hijo de vecino.

¿Cuanto suele pesar tu macuto cuando sales por ahí?, ¿qué sueles llevar tú?

Gonzalo

Sobre el autor

Gonzalo

Soy Guía de montaña profesional, escritor vocacional, y necesito moverme y conocer nuevos lugares y personas casi tanto como respirar.

Desde 2015, trabajo en Nomadapto, mi propio proyecto, en el cual trato de mejorar la vida de la gente utilizando la montaña como excusa.

Seguir Gonzalo:

Deja un comentario