Técnico Deportivo de Montaña. Gonzalo García, creador de Nomadapto.

El guía

¿Quién es Gonzalo?
Guía de montaña profesional, escritor vocacional.

Qué complicado es autodefinirse, ¿no te parece?
Nunca sabes por dónde empezar, qué es lo importante, lo esencial, lo que verdaderamente nos hace ser quienes somos...

Gonzalo García Corrales

Yo nací en Madrid a finales de los 80, pero tengo con ésa ciudad el mismo arraigo que pueda sentir un centollo.
Es solo un dato circunstancial en mi biografía, no me define, porque podía haber abierto los ojos por primera vez en cualquier otro sitio de este enorme mundo.
En el pack de la vida, a mi me tocó una infancia estándar (estándar tirando a coñazo).
En el colegio, me pasaba las clases mirando por la ventana y deseando estar en otro sitio.
Seré sincero: salvo en Ciencias Naturales y en Historia, el resto del tiempo no me importaba un pito lo que me estaban contando.


Yo solo quería conocer el mundo, y saber lo que se había hecho en él hasta la fecha (lo que explica que años después acabara matriculándome en Historia del Arte).
Mis padres siempre amaron la montaña, y los fines de semana, solían llevarnos a mi hermana y a mí a hacer alguna excursión por la Sierra de Guadarrama.
Aunque ese amor se puede aprender de mayor, yo lo mamé desde pequeño, y creo que por eso arraigó con mucha más fuerza.
Rápidamente, asocié los fines de semana y la montaña, a la libertad y la felicidad, y me convertí en una especie de perro de Pavlov: aún hoy, solo con ver un mapa desconocido o ponerme un macuto a la espalda, empiezo a salivar como loco.


Lo que para mí entonces eran juegos infantiles, estaba siendo el laboratorio de pruebas que me preparó para afrontar las aventuras que estaban por llegar.
Todo ello, unido al placer por la lectura y los viajes que todos los veranos hacíamos por Europa en furgoneta, daría lugar al monstruo aventurero en que inevitablemente iba a convertirme (y a llenarme la cabeza de pájaros).

Gonzalo García Corrales

La adolescencia, como suele ocurrir, no mejoró las cosas y al salir del instituto empecé a rebotar de un lado para otro, como una bola de billar en eterna carambola:
Oposité a bombero, tuve varios trabajos basura, perdí miserablemente algunos buenos años de mi vida tratando de encajar en una sociedad que no entendía y cada vez se me hizo más evidente que algo no estaba funcionando.
Finalmente, dejé de engañarme a mi mismo, decidí que aún estaba a tiempo de tomar las riendas de mi vida y así lo hice.
En 2012, después de dos años de estudio, terminé mi formación como Técnico Deportivo de Media Montaña.


Lié el petate, me fui a vivir una temporadita a Pirineos, hice mis prácticas con unos profesionales como la copa de un pino, de los que aprendí muchísimo, y descubrí el propósito de mi vida.
Yo quería ser Guía de Montaña.


Lamentablemente aquella epifanía me pilló en plena crisis económica, así que acabadas mis prácticas, me tocó volver a Madrid.
Eso si, con mucha más experiencia en la montaña, y las cosas algo más claras por fin.
Empezar a pensar por uno mismo, es lo que tiene.

Gonzalo García Corrales

Trabajé durante un tiempo en empresas grandes del sector... hasta que descubrí que lo de llevar a 50 personas como a borregos sin poder contarles nada, ni establecer ningún vínculo con ellos, no iba conmigo.
Eso no era ser guía, era ser pastor, y me parecía un insulto para mi como profesional, pero sobre todo, para el cliente que pagaba por ello.
¡Menudo servicio!, no señor, yo no me había formado para aquello, yo quería ofrecer calidad y dar de qué hablar.

Gonzalo García Corrales

Desde entonces, me dedico por completo a éste proyecto.
Quiero llevar a la gente a la montaña, pero sobre todo, quiero llevar la montaña a la gente.
La montaña de verdad, con todo su significado, retomando la histórica relación Guía-Cliente con la que nació ésta profesión, alejándome de la mercantilización a la que hemos sometido todo hoy en día, montaña incluida.
La montaña mas pura, la de Hillary, Dibona, Rébuffat, Bonatti, Mallory, Messner, Anglada, Scott... la montaña de mis padres, la mía.

En el verano de 2015, harto de todo, me marché y conseguí mi mayor logro hasta la fecha: atravesar en solitario y completamente a pié, Los Pirineos, los 800 km que separan el mar Cantábrico del Mediterráneo.
Tuve mucho tiempo para pensar lo que iba a hacer.
En aquél entonces, no tenía un blog, ni muchos medios para compartir mi experiencia con el mundo.
Fui publicando mis andanzas en mi Facebook personal y la acogida fue tan buena y sorprendente que me animó a crear Nomadapto un año después.

Gonzalo García Corrales
Gonzalo García Corrales
Gonzalo García Corrales

En el verano de 2015, harto de todo, me marché y conseguí mi mayor logro hasta la fecha: atravesar en solitario y completamente a pié, Los Pirineos, los 800 km que separan el mar Cantábrico del Mediterráneo.
Tuve mucho tiempo para pensar lo que iba a hacer.
En aquél entonces, no tenía un blog, ni muchos medios para compartir mi experiencia con el mundo.
Fui publicando mis andanzas en mi Facebook personal y la acogida fue tan buena y sorprendente que me animó a crear Nomadapto un año después.

Desde entonces, me dedico por completo a éste proyecto.
Quiero llevar a la gente a la montaña, pero sobre todo, quiero llevar la montaña a la gente.
La montaña de verdad, con todo su significado, retomando la histórica relación Guía-Cliente con la que nació ésta profesión, alejándome de la mercantilización a la que hemos sometido todo hoy en día, montaña incluida.
La montaña mas pura, la de Hillary, Dibona, Rébuffat, Bonatti, Mallory, Messner, Anglada, Scott... la montaña de mis padres, la mía.

Si te ha gustado mi historia, te va a encantar saber:

Y si te has quedado con ganas de conocerme aún más, te interesará este artículo: