5 claves para empezar a afrontar retos más complejos

5 claves para empezar a asumir retos cada vez más complejos

Hoy te voy a contar los que, para mi, son las 5 claves ganadoras para poder progresar en el montañismo y poder asumir retos cada vez más complicados sin desanimarse y terminar pensando eso tan temido de "esto no es para mi".

Comenzamos:


1-Hacerte consciente y responsable de tu actividad.

Es lo primero que debes hacer.

Métete en la cabeza que el resultado de tu actividad, que salga bien o salga mal, que acabe en una experiencia genial, en un mal rato o en algo que lamentar… depende solo de ti.

Toma una actitud activa hacia tu actividad, planifícala bien, investiga, y consulta la información meteorológica, para empezar.

Puede ser recomendable contratar los servicios de un Guía de Montaña, e ir realizando cursos, para hacerte con todos los conocimientos que necesitas para desenvolverte cada vez mejor, sin ayuda.


2-Afrontar desafíos escalonadamente.

Hay gente que se va al Mont Blanc sin haberse puesto nunca unos crampones. Aprenden allí, sobre la marcha.

Lo creas o no, es así, yo lo he visto.

¿Conoces a alguien que obtenga el cinturón negro de cualquier arte marcial sin haber pasado antes por el resto de colores?

Yo no.

Y supongo que será por algo.

Empieza asumiendo desafíos básicos, acordes a tus posibilidades y capacidades.

Retos alcanzables, incluso prudentes.

En montaña, como para pilotar un avión, lo que marca la diferencia es la experiencia, las horas de vuelo que se tienen a las espaldas.

No quieras llegar a la cumbre más difícil al principio.

Es la mejor manera de frustrarse y no es tu objetivo… por ahora.

Céntrate en acumular horas de vuelo, y aumentará tu auto-confianza.


3-Encontrar información fiable y diferenciar el grano de la paja.

Como ya te he dicho en otras ocasiones, tienes que desarrollar un pensamiento propio y crítico.

Sé cuidadoso con tus fuentes de información, exige veracidad.

Si contratas un Guía de Montaña, no dudes en pedirle su acreditación, está obligado a mostrártela, (y además, lo hará encantado)

Siempre habrá quien te dirá cosas como “tú no te preocupes, si lo que vamos a hacer es muy fácil”, o “tranquilo, que para esto no hace falta un seguro”, recuerda que a quienes nos dedicamos a esto, además de habernos formado durante años, se nos suele requerir una experiencia.

La montaña es un medio hostil, asegúrate de que sabes dónde te estás metiendo, y con quien.

Y por supuesto, todo esto adquiere una mayor importancia si estás al frente de un grupo o tienes gente a tu cargo.


4-Darse la vuelta a la menor duda.

Lo mejor de la montaña, no es hacer cumbre, es volver para contarlo.

Ante la menor duda, date la vuelta, desanda el camino andado y nunca dejes nada al azar.

En el gremio tenemos un dicho: “mas vale un porsiaca, que mil penseques”.

Puede que los Guías seamos unos maniáticos del control, pero es que si la lías, de nada te va a servir luego decir, “es que yo pensaba que…”.

A veces no queda más remedio que darse la vuelta para volver otro día, y te aseguro que hay ocasiones en las que es lo más inteligente que puedes hacer.

La negligencia de hoy, es el accidente de mañana, si no lo tienes claro, media vuelta, te formas, entrenas y vuelves.

La montaña seguirá ahí esperándote.

Ya lleva ahí millones de años.


5-Utilizar material apropiado.

Ya has visto que cada oficio tiene sus herramientas.

Trata de asesorarte con profesionales de verdad, desconfía (en general y salvo excepciones) del personal de las grandes superficies, y acude a tiendas especializadas.

El precio es mayor, pero también la calidad, la atención y la formación de los profesionales (insisto, siempre hay excepciones, pero esa es la norma)

Elige el material no porque sea el mejor, sino porque sea el más adecuado para ti y tus necesidades en las actividades que practicas.

Fíjate,observa, lee, y pregunta el por qué de las cosas.

En montaña, estamos para ayudarnos.

Tienes la capacidad de superarte a ti mismo, y de llegar cada vez más alto y más lejos, de conseguir hacer eso que hasta ahora solo has soñado.

¿Vas a seguir mirando tus sueños a lo lejos desde la ventana de la casa rural?, ¿va a lanzarte al peligro como pollo sin cabeza?, ¿o eres más bien de los míos?

Ahora puedes elegir de qué lado vas a estar.

Gonzalo

Sobre el autor

Gonzalo

Soy Guía de montaña profesional, escritor vocacional, y necesito moverme y conocer nuevos lugares y personas casi tanto como respirar.

Desde 2015, trabajo en Nomadapto, mi propio proyecto, en el cual trato de mejorar la vida de la gente utilizando la montaña como excusa.

Seguir Gonzalo:

Deja un comentario